París se prepara para acoger la gran final del videojuego ‘League of Legends’

París, 8 nov (EFE).- París se prepara para acoger este domingo la final mundial del torneo del videojuego ‘League of Legends’ entre el equipo europeo G2 eSports -fundado por el español Carlos ‘Ocelote’ Rodríguez- y el chino FunPlus Phoenix, cuyos integrantes explicaron hoy en la Torre Eiffel sus sensaciones antes de la gran cita.

Después de recibir el apoyo incondicional de unas 8.000 personas en la semifinal disputada el pasado domingo en Madrid, de nuevo el G2 eSports cuenta con que la afición se vuelque con ellos para derrotar al FunPlus Phoenix.

‘Jugar delante de aficionados europeos es un sentimiento genial y sientes que tienes al público apoyándote, pero cuando juegue intentaré bloquearlo todo y concentrarme en la partida’, dijo ante la prensa el polaco Marcin ‘Jankos’ Jankowski, integrante del G2 Esports.

El equipo chino no se arrugó ante la supuesta hostilidad que podría encontrarse con el público parisino y su jugador Kim ‘Doinb’ Tae-sang incluso bromeó con que había impedido a su contrincante croata ‘PerkZ’ -ausente de la rueda de prensa- dormir la pasada noche por el ruido que hacía.

En una rueda de prensa bilingüe, en chino e inglés, los jugadores se lanzaron los últimos piques antes del enfrentamiento. Ambos equipos insistieron en que pese a la gran presión jugarán como si se encontrasen solos frente a la pantalla.

‘Bienvenidos a París, una ciudad que decidió hace cuatro años convertirse en una de las ciudades más innovadoras y animadas en la industria de deportes electrónicos’, dijo el concejal de deportes y turismo en el Ayuntamiento de París, Jean-François Martins.

Con la presencia además de los principales ejecutivos de Riot Games, desarrollador del juego, el director global de deportes electrónicos de LOL, John Needhman destacó que la segunda partida de la semifinal que se vio en Madrid fue una de las mejores que ha visto jamás.

‘Estamos súper emocionados. Los fans van a ver un final increíble’, dijo Needhman.

Además, el encuentro sirvió para mostrar la Copa del Invocador que se llevarán los vencedores. Creada en 2012 con motivo de la segunda edición del torneo Worlds es una de las más pesadas del mundo con 32 kilos, cinco veces más que la Copa del Mundo.

Su peso responde de hecho a la voluntad de que sean los cinco jugadores quienes consigan levantarla.

Desde el pasado mes de septiembre, el trofeo se acompaña de una maleta para transportarlo especialmente diseñada por Louis Vuitton, un baúl digital con refuerzos de piel y pantallas en sus cuatro costados, que muestran el famoso logo de la firma junto con el emblema de cada equipo.

A partir del domingo, mostrará el color de los ganadores.

Los ejecutivos anunciaron incluso que el diseñador de la marca, Nicolas Ghesquière, ha preparado una colección cápsula de ropa inspirada en el universo de League of Legends.

Pese al tamaño del pabellón AccorHotels Arena donde se juega la final el domingo (20.000 plazas), la inmediatez con la que se vendieron las entradas ha abierto interrogantes sobre la idoneidad del espacio.

En este sentido, el consejero delegado de Riot, Nicolo Laurent, dijo que siempre hay más demanda que oferta de entrada y se disculpó por la frustración que ha causado a muchos fans quedarse sin acceso o tener una mala visibilidad.

‘Somos conscientes y estamos continuamente intentando mejorar el sistema’, dijo.

La voluntad de revertir el dominio asiático en el juego llevó a Needham y Laurent a declarar como favoritos a G2 Esports, aunque saben que la tarea será complicada pues los campeones de China se han impuesto como uno de los más sólidos del torneo. EFE

mdv/er/…


Source link

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*