Raro gesto cooperación entre India y Pakistán para crear corredor religioso

Islamabad, 24 oct (EFE).- Pakistán y la India firmaron este jueves un acuerdo que permitirá a peregrinos indios visitar un templo sij en suelo paquistaní, en un raro gesto de cooperación en medio de las tensiones por Cachemira y solo cuatro días después de que se acusasen de la muerte de 10 personas en sus fronteras.

El acuerdo permitirá a los peregrinos indios de esta minoría religiosa visitar sin visado el templo Darbar Sahib en la localidad paquistaní de Kartarpur, donde falleció en 1539 el gurú Nanak, fundador del sijismo y por ello uno de los lugares más importantes para esta religión.

‘Hemos estado hablando sobre (el corredor) mucho tiempo y las negociaciones han sido muy difíciles y duras. Nunca es fácil negociar para la India y Pakistán’, afirmó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores paquistaní, Mohamed Faisal.

El corredor será inaugurado por el primer ministro paquistaní, Imran Khan, el 9 de noviembre, tres días antes del 550 aniversario del nacimiento de Nanak, indicó en una rueda de prensa Faisal, quien firmó el acuerdo en representación de su país.

El secretario adjunto del Ministerio de Interior indio, S.C.L. Das, representó a su país en la breve ceremonia de la firma, celebrada en tierra de nadie en la frontera entre ambas naciones.

Según el acuerdo, 5.000 peregrinos podrán visitar a diario el templo, que estará abierto siete días a la semana, sin necesidad de visado y solo necesitarán mostrar el pasaporte para identificarse.

La entrada costará 20 dólares (18 euros), una cuestión que sigue generando discrepancias entre los Gobiernos indio y paquistaní.

‘La India ha compartido su profunda decepción con Pakistán por su negativa a renunciar a la tarifa(…) Si bien se firmó el acuerdo, el Gobierno de la India sigue instando al Gobierno de Pakistán sobre este asunto para que reconsidere su insistencia en cobrar la tarifa’, indicó este jueves en un comunicado el Ministerio de Interior indio.

El raro gesto de colaboración se produce en un momento de mayor tensión de la habitual entre las dos potencias nucleares después de que en agosto la India acabase con el estatus especial de Cachemira, región disputada por ambos países.

Pakistán respondió a la decisión de la India con la ‘rebaja’ del nivel de sus relaciones diplomáticas, expulsó al embajador indio en Islamabad y suspendió el comercio bilateral.

En febrero ambos países vivieron su peor escalada bélica en décadas con bombardeos y derribos de cazas.

Más recientemente, el pasado domingo, los dos países se acusaron de la muerte de 10 personas en un fuego cruzado en la frontera de Cachemira.

Pakistán y la India han librado tres guerras y varios conflictos menores desde su independencia en 1947. EFE

aa-jlr/mt/msr


Source link

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*