Gran reunión romántica de Fausto Rey y Sophy en Puerto Plata

La canción romántica registró el sábado una de sus grandes noches en Puerto Plata al juntar en su anfiteatro a dos de sus intérpretes con mayor cantidad de títulos: Sophy de Puerto Rico y el dominicano Fausto Rey.

Como la Primera Vez”, ambos revivieron junto a un público fiel el histórico encuentro que marcó sus carreras a partir de 1974 cuando cantaron a casa llena en el Estadio Olímpico de Santo Domingo.

“La Novia del Atlántico” quedó regocijada con la propuesta presentada porque se basó en los éxitos que cada uno de ellos dejaron colgados en el corazón de los dominicanos durante varias décadas.

Fausto Rey fue el primero en colocarse debajo del domo del anfiteatro para compartir su reinado romántico desde su primera canción, “Yolanda, que lindo nombre, quién lo ha grabado…”.

El cierre le correspondió a Sophy, una artista que goza aquí de una de las fidelidades más genuinas desde que en 1973 grabó el álbum “Yo soy mujer… y no soy una santa”, que incluye su pasaporte a la permanencia: “Canción para una esposa triste”.

El cantante dominicano abrió la propuesta romántica en medio de una aureola de comentarios positivos por la conservación de los tonos requeridos para esas canciones que el público espera de él.

“Amar amar”, “Te habré ganado o te perdí”, “Yo te propongo”, “Lisa” y “Loco dicen que soy” fueron incluidos por “El Niche” en la primera parte de su selección.

Con esa atmósfera de sentimientos encontrados, de nostalgias desarropadas y de amores inscriptos en el tiempo, Fausto Rey reapostó a sus éxitos con “Pecado mortal”, “Adultos”, “Todavía creo en el amor”, “Qué me vas a decir” y “Es tu día feliz”.

Después de la tanda melosa, Fausto reservó para el final su merengue de más picante: “El pájaro herido”, que en 1984 le devolvió su esencia tropical, porque fue con el Combo Show del merenguero Johnny Ventura donde dio sus primeros pasos sobre un escenario como profesional.

Eran los tiempos en que también empezaba a descollar la Sophy, quien se trasladó a Nueva York, donde fue contratada por el maestro Tito Puente como vocalista de su orquesta.

Para ella, después vendría su propio reinado romántico, con canciones que marcaron generaciones y que el sábado removieron sus entrañas por los aplausos, los coros de los asistentes y las emociones vividas en el anfiteatro.

Aunque inició con la alegría tropical del tema “Tú tienes la culpa”, el grueso de su escogencia de su cancionero fue de total énfasis en ese despeche lírico, de mujer sufrida, que le caracteriza.

“Yo lo comprendo”, “Háblame en la cama”, “Hastío”, “Compárame” y “Locuras tengo de ti” no faltaron ante el derrite femenino.

“Usted ya me olvidó” y “Cuéntale a ella” contaron con innovadores arreglos en bachata.

En la lista incluyó “Perdón” y un popurrí con esas que no podían faltar: “Soy lo prohibido”, “Viste lo que conseguiste” y “Muchacho malo” y su despedida merenguera “Al ritmo de la noche”, todas aprobadas por la multitud.

“Aquí estoy en mi segunda patria, gracias a todos ustedes por el apoyo que me han brindado durante todo el tiempo que yo vengo viniendo aquí, desde la primera vez que vine con al maestro Tito Puente me han brindado tanto cariño”, expresó Sophy durante su presentación.

Aunque no se juntaron en el escenario, ambos cantaron con la misma orquesta de ocho músicos y dos coristas, dirigidos por el músico dominicano Leo Pimentel, en una producción del empresario artístico Luis Medrano.

El concierto “Como la Primera Vez” contó con el patrocinio del Ministerio de Turismo, Grupo Lifestyle Holidays, el alcalde Walter Musa, CDN Music, Presidencia de la República y Color Visión en su 50 aniversario.


Source link

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*